No eres muy diferente

¿Alguna vez te has sentido especial, superior o diferente al resto de personas? Lamento decirte que cuanto más, no te diferencias por mucho. Al nacer podemos estar condicionados a muchas cosas, pero en la esencia no eres muy distinto de cualquiera. Básicamente, son dos factores los que te distinguen del resto de personas: la suerte y tu capacidad para afrontar la vida.

La suerte sí, es muy importante, como podría ser nacer en una familia que te quiera y te cuide, desde donde sentirte seguro para emprender tu vida. Suerte para nacer en un lugar seguro, donde vivir en paz, donde poder conseguir lo que te propongas. Suerte para estar en el sitio indicado donde está la chica o el chico indicado, ese que podría ser el compañero de tu vida. Suerte para encontrar ese trabajo, en el que tantas horas vas a pasar. Suerte de conocer a personas maravillosas. La suerte es un factor esencial en tu vida, en la vida de todos. 

El otro factor muy condicionante es tu capacidad para afrontar la vida. Es la magia que tiene la gente positiva, la gente que siempre hace planes, que nunca se aburre, que le gusta hacer cosas, aprender, conocer gente. Esas personas que no tienen miedo a nada, que toman decisiones muchas veces sin darle más importancia de la que realmente tienen. Tú capacidad para afrontar la vida, puede cambiarlo todo.
Un factor con el otro es una mezcla explosiva. Hay gente que es tan positiva, que a veces confunde su capacidad de afrontar retos con la suerte. Muchas veces, detrás de gran éxito, hay mucho trabajo, otras suerte o incluso ambas. Lo que está claro que la suerte puedes tenerla o no. Se pueden dar los factores o no. Pero si tienes gran capacidad de afrontar la vida, tarde o temprano tendrás suerte. En cualquier momento se presentará la ocasión y tu estarás ahí. 

Porque yo siempre encuentro sitio para aparcar el coche

parking-716083_960_720
Como decía Henry Ford, tanto aquellos que creen que pueden hacerlo, como los que creen que no pueden hacerlo, ambos tienen razón. Cuando tú estas convencido de que vas a conseguir hacer algo, tu mente se prepara para conseguirlo, analizando los medios idóneos, trazando un plan y si estas convencido, no desistirás, y con mucha probabilidad, lo conseguirás.
 
Yo siempre encuentro sitio para aparcar, suelo encontrar buenos sitios y no me suele llevar mucho tiempo conseguirlos. Yo no tengo un don, no tengo suerte, tengo la actitud de que encontraré un sitio. He analizado porque siempre encuentro sitio y he llegado a las siguientes conclusiones:
 
Cuando yo busco sitio para aparcar, estoy seguro de que lo voy a encontrar, por lo que:
 
- no me estreso.
 
- no tengo prisa
 
- miro detenidamente todas las plazas.
 
- no me importa dar 1000 vueltas.
 
- voy extendiendo poco a poco mi perímetro de búsqueda.
 
Teniendo en cuenta esto, mis probabilidades de encontrar sitio, son muchas y muy superiores a la de cualquiera que se ponga nervioso buscando sitio.
 
Este es un claro ejemplo de que cuando trazas un plan y estás seguro de que lo conseguirás, harás todo lo posible por conseguirlo. Debes de estar convencido de lo que haces, pero cuando uno está convencido, también lo está de que se puede equivocar. No pasa nada. Convierte tus errores en lecciones y aprende. Si cualquiera puede conseguirlo, tú seguro que también podrás.

Elige ser Feliz

elige_ser_feliz_2
La Felicidad es una emoción que puedes controlar y que al igual que otras muchas cosas, requieren de práctica y de esfuerzo. Eres tú quien decide cuando ser feliz y cuando no.
 
Imagina que te llama un familiar por teléfono y te comunica que has ganado un premio en la lotería de mucho valor. La felicidad que experimentarías sería alucinante y eso sin tener el dinero. Es decir, tu has decidido que tienes que experimentar esa emoción. Imagina poder controlar esto y sentirte feliz cuando tu desees. ¿En serio necesitas que alguien te comunique una noticia para entrar en este estado de felicidad? Tú puedes experimentar estar sensación por tí solo. Concéntrate en cosas que te hacen feliz, en cosas positivas que te hagan brillar y pronto comenzarás a sentir esa sensación de Felicidad porque tu hayas decidido sentirte así. Entrenando nuestra mente para estar en un estado de felicidad, seremos más felices. elige_ser_feliz_1
 
Ser feliz no significa que todo sucede como nosotros deseamos, sino que has aceptado disfrutar de la vida tal y como es, sin preocuparte por los imprevistos, por las imperfecciones. Nada ni nadie te debe hacer perder tu valioso tiempo en preocupaciones, tu tiempo dedícalo a disfrutar de la vida, del trabajo, de tu familia, de tus amigos, de tus hobbies, de todos esos pequeños actos que nos hacen disfrutar, tomando un helado con un amigo, abrazando a tus hijos, dando una bonita sorpresa inesperada a tu pareja.
 
Para ser verdaderamente feliz, necesitas muy poco. Valora lo que te rodea, agradece lo que tienes. No incurras en la necesititis de la que suele hablar el fantástico psicólogo cognitivo Rafael Santandreu, el cual recomiendo leer sus libros.
 
Le Felicidad no llega sola para encontrarse en tu camino, hay que salir a buscarla. Ser feliz requiere  esfuerzo y tiempo, hay que empeñarse en serlo todos los días.
 
Recuerda que uno es verdaderamente feliz, si lo es en el camino, no solo en la meta.

Empieza el día en positivo

Seamos realistas, es difícil experimentar una gran emoción de alegría cuando suena el despertador a primera hora de la mañana para ir al trabajo y mucho más difícil si estamos experimentando algún tipo de tristeza.
No obstante estos son algunos trucos que pueden ayudarte a comenzar el día con una mentalidad positiva. O9B8SEEQKK
Es muy recomendable tener una rutina o hábito cada mañana. Despertarte y no saber que hacer, si ducharte, desayunar o seguir en la cama, es muy frustrante. En cambio, si tienes una rutina, por ejemplo, de a esta hora me suena el despertador y me levanto, desayuno, me visto y me voy al trabajo o a hacer cualquier otra tarea, será más fácil comenzar el día de manera más positiva. Dedica un poco de tiempo a planificar que harás cada mañana al despertarte. 
Por la noche cuando te vayas a la cama, piensa en las cosas positivas que te hayan pasado durante el día. Si haces de esto una costumbre, descansarás mejor y te levantarás de mejor humor. 
Puedes programar el teléfono móvil con alguna alarma para despertarte y que te muestre algún mensaje positivo, alguna frase motivadora o una canción que te haga sentirte feliz. Esto te ayudará a empezar el día con optimismo. 
NCI5N8UL3ZEs importante ir con tiempo. Ir con prisas te estresa y te pone de mal humor. Si desayunas en casa y tienes oportunidad, puedes charlar con tu familia o si vives solo, puedes aprovechar para leer alguna revista u oír algún programa de radio.
Ir caminando al trabajo o realizar parte del desplazamiento a pie, incrementa el buen humor.
Si tienes algún truco o alguna idea que te interese compartir, ponte en contacto conmigo y lo publicaremos.

La Paciencia

13614698143_40d8052d96_o

La paciencia es la actitud que te lleva a conseguir algo sin lamentarte, tomando el tiempo necesario para analizar la situación y así escoger la decisión más adecuada. Nosotros somos mamíferos impulsivos, que instintivamente estamos preparados para atacar o defendernos rápidamente sin saber que hacer o decir. Esta impulsividad generalmente nos lleva a equivocarnos, por lo que la paciencia supone luchar contra nuestros instintos primarios. Esto nos muestra que la paciencia no es una actitud pasiva.

Desde el mismo momento en el que nacemos, comenzamos a desarrollar la paciencia. Constantemente llamamos la atención de nuestros padres y estos unas veces nos atienden, pero algunas veces nos toca esperar. Desde este momento comenzamos a desarrollar esta actitud.

En una sociedad estresada, impaciente y ansiosa, ser paciente es una buena opción. Las cosas no suceden a veces cuando nosotros lo deseamos, tenemos que aprender a aceptar esto. Deja que las personas hablen, aprende a escuchar, dialoga. Hay que saber esperar. El buen campesino, recoge el fruto del campo en el momento adecuado, ni antes, ni después.

La impaciencia no es buena, las personas impacientes generalmente son personas tensas y estresadas. Ser paciente es mucho más saludable. Un truco es antes de tomar una decisión, respirar profundamente mientras pensamos que vamos a decidir, esto evitará ser impulsivo.

Si vemos los días como la oportunidad de aprender y de salir fortalecidos de la experiencia, esto nos ayudará a desarrollar nuestra paciencia.

¿Te consideras una persona paciente?

¿Cuando es demasiado tarde?

¿Cuando es demasiado tarde para estudiar, emprender un negocio, tener hijos o buscar una pareja? ¿A que edad piensas que es demasiado tarde? ¿Y quien fija estos límites de edad? He visto a amigos con 40 años deseando tener 65 para estar jubilados. ¿Cómo puede alguien estar dispuesto a perder 25 años de su maravillosa vida? Cada minuto que pasa, no te lo devolverá nadie, jamás.
 
University of Oklahoma Graduation June 1, 1969
 
Seamos sinceros, existen unas barreras que pueden ser económicas, sociales e incluso físicas para realizar algo. Por ejemplo, quieres correr los 100 metros y eres muy bajito, seguramente no podrás correr tanto como Usain Bolt, pero si te preparas dia tras día y entrenas duro, te aproximarás a los tiempos de Usain. Esta claro que físicamente puedes estar limitado para ser el mejor. Pero, ¿esto puede impedirte correr? Seguramente no.
 
cuando es demasiado tarde 1
 
Yo creo que la mayoría de veces, las barreras las fijamos nosotros. Somos los que nos vemos derrotados incluso antes de empezar. ¿Tener un negocio yo? Eso es muy complicado. ¿Salir a buscar trabajo? Si no encuentra nadie.
 
Si quieres conseguir algo, empieza a trabajar ya para conseguir tu objetivo, equivócate, lucha contra marea, tu puedes conseguirlo. Si piensas que ya es demasiado tarde, estas derrotado. Uno tiene que creer en si mismo, tiene que emanar energía, ser ambicioso con sus objetivos y querer mejorar cada día. Practica esto y piensa que solo dejarás de luchar el día que no estés, únicamente ese día tú no podrás hacer nada por conseguir tus sueños, conseguir tus objetivos.
Siéntate, piensa y reflexiona. Debes de hacer algo ya por cumplir tus sueños. Debes hacer algo en esa dirección. Empieza ya, no esperes más.
 
Cuando dejas de aprender, entonces comienzas a desaprender. El equilibrio es muy complicado, lo que no tiende a crecer, normalmente tiende a decrecer. 
 
 cuando es demasiado tarde 3
 
Tú puedes conseguir lo que te propongas. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte:
 
  • Debes tener una actitud ganadora. Debes creerte que vas a conseguir tu objetivo. Si te lo crees, será mas fácil ir en la línea de conseguirlo. 
  • Plantéate metas concretas y realistas. Por ejemplo, si vas a buscar trabajo, piensa en lo que se te puede dar bien, para ir a preguntar a empresas que se dediquen a eso. 
  • Trabaja duro para conseguir tu propósito. Nadie regala nada. 
  • No repitas los mismos errores. Si buscas pareja y llevas 10 años soltero. Tú técnica para ligar es muy mala. Cámbiala ya.
  • Todo lo que hagas tiene que estar de acuerdo con tus principios. Debes sentirte en todo momento bien contigo mismo. 
  • Práctica el ejercicio de la motivación. Es muy importante. 
  • Observa a personas que hayan logrado tu propósito antes. ¿como lo han conseguido?
 
Algunas personas que pensaron que no era demasiado tarde:
 
Harrison Ford, famoso actor y productor, fue carpintero hasta los 30 años. 
J.K. Rowling, escritora de Harry Potter, vivió de las ayudas del estado hasta 1995 con 31 años. Ha vendido más de 450 millones de libros. Se la considera la sexta mujer más rica de Inglaterra. 
Ang Lee, director de cine, estuvo sin trabajo hasta los 31 años. Ha ganado varios Oscar. 
Amancio Ortega, fundador de Zara, abrió su primera tienda a los 39 años. Hoy en día es uno de los hombres mas ricos del planeta.
Ray kroc, fundador de Mc Donald's, vendió vasos de papel hasta los 52 años. 
Morgan freeman, comenzó a ser conocido a sus 52 años. 
 
¿Todavía sigues creyendo que es demasiado tarde?

Sócrates: Los Tres Filtros

Sócrates esta considerado como uno de los más grandes filósofos en la historia. Fue maestro de Platón, quien a su vez tuvo como discípulo a Aristóteles. No puedo asegurar que esta historia fuese realmente suya, pero se le ha atribuido a él al igual que otras miles de anécdotas, ciertas o no.

 

Cuenta la historia, que por el siglo V antes de Cristo, un discípulo llegó a Sócrates a contarle una noticia.

- Maestro, ¿quiere saber que he escuchado de uno de sus estudiantes?.

- ¡Espera!, "contestó Sócrates". Antes de contármelo, tienes que responder a tres filtros. ¿Lo que me vas a contar sabes si es Verdad?

- No lo se, yo se lo oí decir a unos vecinos. "Contestó el discípulo".

- De acuerdo, ahora el segundo filtro es, ¿lo que me vas a contar de mi estudiante es algo Bueno?

- Pues, lo cierto es que no, es todo lo contrario. "Contestó el discípulo".

- Perfecto, el tercer filtro es, ¿lo que me vas a contar va a ser Útil para mí? "preguntó finalmente Sócrates".

- Pues, no, no creo...

- Pues si lo que me vas a contar, no sabes si es Verdad, no es algo Bueno y no es Útil para mí, no es necesario que me lo cuentes. Que tengas buen día. "dijo Sócrates"

 

Hace unos días escuché esta historia en la radio y me hizo pensar en la credibilidad que le damos muchas veces a las cosas que oímos. Hoy en día en internet es muy común leer noticias que nos sorprenden, cadenas de mensajes y bulos de todo tipo. Alguna vez me ha llegado algún mensaje en Facebook de algún amigo sobre alguna noticia absurda y yo me pregunto ¿pero este chico porque habrá compartido esta noticia? ¿se aburre o se la ha creído?

 

Sí, internet está intoxicada de mucha información falsa. Seguro que te has encontrado noticas como éstas, alguna vez:

  • Ha desaparecido una persona y se comparte su foto para ayudar a encontrarla. Si buscas esa persona en Google, te encuentras que es un bulo.
  • Una publicación por un canal no oficial de que se necesita algún tipo de sangre urgentemente para salvar a una persona en un Hospital, al que llamas y te encuentras que esa persona no está registrada en ningún sitio.
  • Un mensaje en Facebook, de que por cada “Like” se donará 1 euro para niños en riesgo de pobreza. ¿Y esto quien lo dona? A veces ponen una empresa como colaboradora, que si te pones en contactos con ellos, por supuesto que no saben nada.
  • También podemos ver cantidad de cadenas, como por ejemplo, la de que Whatsapp va a dejar de ser gratis, pero si compartes con 10 personas el mensaje, para tí seguirá siendo gratuito. Tienes una suerte que ni te lo crees, ¡a compartir rápido!
  • Es alucinante, pero hay cosas que hace años circulaban de boca en boca y ahora siguen los mismos bulos, pero por las redes sociales, como es la noticia de que hay que llevar cuidado ya que se están repartiendo cromos con droga en la puerta de los colegios. ¿os imagináis?

 

Luego están los que te aseguran que algo es cierto, que lo han leído por internet y te garantizan su veracidad. Por ejemplo, el reciclaje de la leche. Te aseguran que según un número que aparece en la base de los cartones de leche, indica cuantas veces ha sido pasteurizado ese cartón. Para desmontar el bulo, hasta Tetra Pack emitió un comunicado aclarando el verdadero significado de esta numeración. Puedes buscarlo en Google.

 

Con todo esto digo, que no te creas todo lo que oigas o veas. Puedes utilizar Google para buscar una determinada noticia y averiguar si es cierta o no. Pero con criterio, puedes ver que noticias u opiniones hay sobre lo que buscas y juzgar tu mismo.

 

Tú no debes ser uno más, debes de hacerte preguntas, valorar si lo que acabas de averiguar es útil para tí y/o útil para los demás. Evita formar parte de una mentira, puede que la confianza que otros tienen depositada en tí, haga que esa mentira que circula por internet, lo haga y con más fuerza.

 

Volviendo a Sócrates, debes de nutrirte de noticias positivas, no suma nada saber los problemas de los demás, salvo que sea para darle un consejo positivo a un amigo. Si te nutres de noticias positivas, aquí existe la inercia, tu inercia será positiva.

 

Espero tus opiniones sobre este artículo.