La Paciencia

      No hay comentarios en La Paciencia

La paciencia es la actitud que te lleva a conseguir algo sin lamentarte, tomando el tiempo necesario para analizar la situación y así escoger la decisión más adecuada. Nosotros somos mamíferos impulsivos, que instintivamente estamos preparados para atacar o defendernos rápidamente sin saber que hacer o decir. Esta impulsividad generalmente nos lleva a equivocarnos, por lo que la paciencia supone luchar contra nuestros instintos primarios. Esto nos muestra que la paciencia no es una actitud pasiva.

Desde el mismo momento en el que nacemos, comenzamos a desarrollar la paciencia. Constantemente llamamos la atención de nuestros padres y estos unas veces nos atienden, pero algunas veces nos toca esperar. Desde este momento comenzamos a desarrollar esta actitud.

En una sociedad estresada, impaciente y ansiosa, ser paciente es una buena opción. Las cosas no suceden a veces cuando nosotros lo deseamos, tenemos que aprender a aceptar esto. Deja que las personas hablen, aprende a escuchar, dialoga. Hay que saber esperar. El buen campesino, recoge el fruto del campo en el momento adecuado, ni antes, ni después.

La impaciencia no es buena, las personas impacientes generalmente son personas tensas y estresadas. Ser paciente es mucho más saludable. Un truco es antes de tomar una decisión, respirar profundamente mientras pensamos que vamos a decidir, esto evitará ser impulsivo.

Si vemos los días como la oportunidad de aprender y de salir fortalecidos de la experiencia, esto nos ayudará a desarrollar nuestra paciencia.

¿Te consideras una persona paciente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *