Sócrates: Los Tres Filtros

      No hay comentarios en Sócrates: Los Tres Filtros

Sócrates esta considerado como uno de los más grandes filósofos en la historia. Fue maestro de Platón, quien a su vez tuvo como discípulo a Aristóteles. No puedo asegurar que esta historia fuese realmente suya, pero se le ha atribuido a él al igual que otras miles de anécdotas, ciertas o no.

Cuenta la historia, que por el siglo V antes de Cristo, un discípulo llegó a Sócrates a contarle una noticia.

– Maestro, ¿quiere saber que he escuchado de uno de sus estudiantes?.

– ¡Espera!, “contestó Sócrates”. Antes de contármelo, tienes que responder a tres filtros. ¿Lo que me vas a contar sabes si es Verdad?

– No lo se, yo se lo oí decir a unos vecinos. “Contestó el discípulo”.

– De acuerdo, ahora el segundo filtro es, ¿lo que me vas a contar de mi estudiante es algo Bueno?

– Pues, lo cierto es que no, es todo lo contrario. “Contestó el discípulo”.

– Perfecto, el tercer filtro es, ¿lo que me vas a contar va a ser Útil para mí? “preguntó finalmente Sócrates”.

– Pues, no, no creo…

– Pues si lo que me vas a contar, no sabes si es Verdad, no es algo Bueno y no es Útil para mí, no es necesario que me lo cuentes. Que tengas buen día. “dijo Sócrates”

Hace unos días escuché esta historia en la radio y me hizo pensar en la credibilidad que le damos muchas veces a las cosas que oímos. Hoy en día en internet es muy común leer noticias que nos sorprenden, cadenas de mensajes y bulos de todo tipo. Alguna vez me ha llegado algún mensaje en Facebook de algún amigo sobre alguna noticia absurda y yo me pregunto ¿pero este chico porque habrá compartido esta noticia? ¿se aburre o se la ha creído?

Sí, internet está intoxicada de mucha información falsa. Seguro que te has encontrado noticas como éstas, alguna vez:

  • Ha desaparecido una persona y se comparte su foto para ayudar a encontrarla. Si buscas esa persona en Google, te encuentras que es un bulo.
  • Una publicación por un canal no oficial de que se necesita algún tipo de sangre urgentemente para salvar a una persona en un Hospital, al que llamas y te encuentras que esa persona no está registrada en ningún sitio.
  • Un mensaje en Facebook, de que por cada “Like” se donará 1 euro para niños en riesgo de pobreza. ¿Y esto quien lo dona? A veces ponen una empresa como colaboradora, que si te pones en contactos con ellos, por supuesto que no saben nada.
  • También podemos ver cantidad de cadenas, como por ejemplo, la de que Whatsapp va a dejar de ser gratis, pero si compartes con 10 personas el mensaje, para tí seguirá siendo gratuito. Tienes una suerte que ni te lo crees, ¡a compartir rápido!
  • Es alucinante, pero hay cosas que hace años circulaban de boca en boca y ahora siguen los mismos bulos, pero por las redes sociales, como es la noticia de que hay que llevar cuidado ya que se están repartiendo cromos con droga en la puerta de los colegios. ¿os imagináis?

Luego están los que te aseguran que algo es cierto, que lo han leído por internet y te garantizan su veracidad. Por ejemplo, el reciclaje de la leche. Te aseguran que según un número que aparece en la base de los cartones de leche, indica cuantas veces ha sido pasteurizado ese cartón. Para desmontar el bulo, hasta Tetra Pack emitió un comunicado aclarando el verdadero significado de esta numeración. Puedes buscarlo en Google.

Con todo esto digo, que no te creas todo lo que oigas o veas. Puedes utilizar Google para buscar una determinada noticia y averiguar si es cierta o no. Pero con criterio, puedes ver que noticias u opiniones hay sobre lo que buscas y juzgar tu mismo.

Tú no debes ser uno más, debes de hacerte preguntas, valorar si lo que acabas de averiguar es útil para tí y/o útil para los demás. Evita formar parte de una mentira, puede que la confianza que otros tienen depositada en tí, haga que esa mentira que circula por internet, lo haga y con más fuerza.

Volviendo a Sócrates, debes de nutrirte de noticias positivas, no suma nada saber los problemas de los demás, salvo que sea para darle un consejo positivo a un amigo. Si te nutres de noticias positivas, aquí existe la inercia, tu inercia será positiva.

Espero tus opiniones sobre este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *